PINTURA TEXTIL, ¿CÓMO SE UTILIZA?

Pintar ropa es una manualidad divertida y entretenida con la que además tendrás ropa customizada y única. Es muy sencillo si usas los materiales adecuados. En este post te explicaremos cómo hacerlo.

Las pinturas textiles se caracterizan por ser pinturas con colores permanentes para los tejidos. En Dispival puedes encontrar la amplia gama de tonalidades de  Textile Color.  Es una gama de colores luminosos y permanentes a base de agua, fabricados con una resina especial para que los tejidos siempre queden suaves al tacto. Disponible en 54 tonos entre opacos, transparentes, metalizados, fluorescentes y 6 colores efectos purpurina

 

 

¿Cómo se utiliza la pintura textil?

Los tejidos idóneos para utilizar la pintura textil son las fibras naturales como algodón o lino. Aún así la pintura también se puede aplicar sobre fibras sintéticas  pero debido a las diferentes propiedades de telas sintéticas, se recomienda efectuar pruebas de lavado antes de comenzar el trabajo. Si la tela lleva apresto, es importante lavarla antes del trabajo.

 

¿Qué material necesitamos?

  • Pintura textil.
  • Pincel: podríamos usar tan sólo un pincel fino, pero si tienes la opción lo ideal es usar uno plano ( para las zonas más amplias), uno redondo gordo ( zonas que necesitan más cantidad de pintura) y uno redondo fino ( para detalles).  Textile Color también se pueden aplicar con esponja, rodillo, espátula…
  • Carpeta de cartón, una lámina, o plástico. Lo usaremos para ponerlo en el reverso de la prenda por si la tinta traspasa.
  •  Bote con agua para los pinceles
  •  Dibujo que queremos hacer . La consistencia cremosa de Textile Color facilita la utilización de plantillas. Por supuesto podemos dibujar a mano alzada.

 

¿Cómo empezar?

Es importante tensar bien la tela sobre la que vamos a trabajar para que el pincel se deslice de la forma adecuada y consigamos el dibujo que queremos.

Si vamos a dibujar a mano alzada lo ideal es hacer primero el contorno. Podemos realizar un boceto sobre la tela con un lápiz pero sin marcar mucho la tela. Otra opción es realizar una plantilla de papel, cartón o plástico y colorear su contorno o calcar un dibujo ya realizado.

Agitar el frasco antes de utilizar el color y aplicar a pincel, esponja, rodillo etc.  Se puede utilizar directamente sin dilución o diluir con agua destilada, aunque es importante no diluir más de un 20% con agua ya que esto comporta una leve disminución de la adherencia de los colores.

Al pintar, paciencia y poco a poco. Hay que usar menos pintura de la que crees que necesitas y cubrir sutilmente las secciones a pintar  ya que siempre se puede añadir pintura a posteriori y aumentar la intensidad. Retirar pintura que ya está en la tela es algo complicado.

Todos los colores excepto fosforescente se mezclan entre si y con Glitter. No se recomienda sobreponer mucho los colores, ya que un exceso de pintura puede impedir una buena adherencia al tejido.

Las pinturas Textile Color no necesitan fijación con plancha, tan solo con dejar secar los colores aplicados sobre la prenda durante 48 horas es suficiente para lograr una óptima fijación sobre el tejido.

Para su mantenimiento se recomienda lavar los tejidos en un programa corto, a una temperatura máxima de 40ºc.

Cómo siempre, con cualquier consulta que tengas, estamos a tu disposición en Dispival.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte en Redes Sociales
Publicado en Bellas artes y etiquetado , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *