CLAVES DEL ESTILO NÓRDICO

El estilo nórdico en la decoración es tendencia desde hace algunos años.  ¿Cuál es la base de este estilo? La creación de un entorno sencillo  que transmita paz, tranquilidad y que aporte luz y claridad a los espacios. Se busca  mezcla de funcionalidad, simplicidad y belleza.

Nació a principios del siglo XX en  los países del norte de Europa aunque  poco a poco se ha ido introduciendo en el resto del continente hasta haberse convertido en una tendencia. Debido al frío en estos países, la decoración en una casa está  centrada en  potenciar al máximo la luz natural disponible y crear espacios muy confortables. La luminosidad, colores claros y elementos relacionados con la naturaleza son los protagonistas.

 

COLORES

El estilo nórdico tiene a la madera y el color blanco como protagonistas indiscutibles. El color blanco es el color clave y se usa en paredes techos y suelos con el fin de reflejar la luz natural y así maximizar la luminosidad. También se usan beiges y crudos con los que se añade un toque natural y de calidez. Los toques de color serán añadidos con los complementos.

MUEBLES

Los muebles han de ser sencillos con líneas rectas o con suaves curvas y con gran espacio de almacenaje. No debemos cargar los espacios con muchos elementos, sino conseguir un espacio funcional a la vez que diáfano. Unas pocas piezas bien escogidas serán suficientes para lograr el estilo que buscamos. Con muebles de madera natural  se añadirá un toque natural y de calidez. Junto con el color blanco, la madera es una de las protagonistas indiscutibles en el estilo nórdico.

COMPLEMENTOS

Los accesorios decorativos no son especialmente numerosos en la decoración nórdica.  Las formas más sencillas para complementar este estilo, son los textiles como el algodón, el lino o la lana, es decir, aquello que evoca a lo natural.  Los accesorios como plantas, velas, cojines o cuadros serán los encargados de aportar el toque de color a la decoración ( pero siempre de manera discreta). Con este estilo se pretende multiplicar la claridad por lo que por ejemplo quedan descartadas telas tupidas en cortinas, para ello se buscan materiales ligeros y claros, y propiciar que el sol penetre por todo el espacio. La clave de este estilo es no recargar el ambiente

 

 

 

 

 

 

 

Comparte en Redes Sociales
Publicado en Decoración, General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *