BELLAS ARTES – TIPOS DE PINCELES PARA ÓLEO Y ACRÍLICOS

Existen diversos tipos de pinceles y muchas formas de clasificarlos, su dureza, su uso, su forma…¿ Cuál es el pincel adecuado para nosotros? La respuesta dependerá de varios factores. Los diferentes tipos de técnicas se realizan con distintos modelos de pinceles, los cuales se diferencian sobre todo por el tipo de cerda, mango, punta, forma, peso o incluso el tamaño.

La calidad en un pincel es un aspecto fundamental. Un pincel bueno no se deforma, tiene buena elasticidad, el pelo no se suelta, pueden durar años y años.  Es fundamental elegir un pincel correcto: pintar es dificil, no añadas más dificultad con un pincel de baja calidad.  Elegir el pincel más barato nos dificultara el trabajo llegando a hacerlo casi imposible.

Según la técnica para pintar podemos encontrar pinceles de mango largo o corto. Los primeros suelen usarse para realizar obras en vertical, de pié, en un caballete. Los mandos cortos son principalmente para obras realizadas en una mesa.

También diferenciamos los pinceles según su pelo: duros o blandos.  Los pinceles duros son capaces de arrastrar mucha cantidad de pintura pastosa y viscosa como puede ser el acrílico o el óleo.  Los blandos son más utilizados para acuarela ya que son para dar agua y pintar con gran suavidad. Si usamos un pincel suave con óleo es posible que no arrastre bien la pintura y además se estropee el pincel.

Otra forma de clasificar a los pinceles es según su forma. Te indicamos los más comunes.

Redondos: se llaman redondos por la forma en que están colocados. Pueden ser más o menos puntiagudos.  Su principal característica es su versatilidad. Se utiliza sobre la punta. Muy empleado para realizar detalles, bordes, pinceladas clásicas, lágrimas o pétalos…Es muy utilizado para trabajos finos y de detalle. Exigen más cuidado, pues su deterioro conduce a la pérdida de la forma.

 

 

Plano: tienen sus pelos todos dispuestos del mismo tamaño y a la misma altura.  Es empleado para cubrir grandes superficies con precisión. Su borde permite crear contornos parejos y finas lineas. También para crear trazos anchos o formas cuadradas.

 

 

 Lengua de gato:  es una fusión entre el pincel redondo y el plano, pues su forma es achatada pero en sus extremos los pelos son algo más cortos, curvados        hacia el centro. Ideal para esfumar bordes. colorear suavemente, matizar, aplicar sombras. Su forma ovalada no deja bordes elevados. También se emplean para c crear pétalos, hojas o plumas.

 

Paletina: los pinceles anchos o muy anchos, suelen ser de mango corto. Por su tamaño es ideal para cubrir grandes superficies de pintura, aplicar bases y barnices.

 

 

Abanico : su nombre describe su forma, son de muy fácil manejo y limpieza. Es mágico para crear texturas (pelo, hierva, madera). También se  utiliza para hacer una transición cromática uniforme. También para difuminar el pastel y el carboncillo.

 

Hay más tipos de pinceles: tenedor, biselado, liner…La elección de cada uno de ellos tendrá que estar basada en nuestras necesidades.

También clasificamos a los pinceles según su tipo de pelo: natural o sintético.

El pelo es el elemento más importante del pincel. Los pinceles antiguamente solían ser de pelos de animales. En la actualidad se han conseguido filamentos sintéticos que imitan las características de los mejores pelos de animales, sin los inconvenientes de estos hacia los animales. Cada tipo de pelo tiene sus propias características, que son las que confieren al pincel un carácter determinado.

Pinceles de pelo natural:

Su precio es elevado, pero su calidad es excepcional. Existen diferentes tipos de pelos:

  • Pelo de cerda: es el más común. La región de origen determina la calidad del pincel. Son muy buernos para pintar de manera muy cargada.
  • Pelo de buey: son resistentes y fuertes aunque un poco más suaves que los de cerda. Normalmente se utiliza como alternativa económica a los otros pinceles de pelo suave, es razonablemente elástico y muy duradero. Los pinceles de este tipo de pelo pueden utilizarse practicamente para todo tipo de pintura.
  • Pelo de marta Kolinsky: considerado el mejor pelo, también el más caro. Este pelo garantiza un gran poder de absorción de agua y pintura, una excelente elasticidad que permite que el pelo vuelva siempre a su forma original, y posee gran resistencia que garantiza su larga duración. Su capacidad de absorción de agua permite pintar grandes superficies, y las características del mechón de pelo de marta, que posee una punta afilada, permite la realización de trabajos detallados, incluso para finos trabajos de pintura al óleo.
  • Pelo de marta rojo: los pinceles confeccionados con este tipo de pelo ofrecen también una gran capacidad de absorción de agua y pintura, buena elasticidad y larga duración, y permiten la formación de una buena punta. Generalmente se utilizan para pintar con acuarela, pero también pueden emplearse para otras técnicas. Son muy apropiados para pintar detalles con pintura acrílica y óleo.
  • Pelo de cabra: muy absorbente y elástico.  Es muy empleado para aguadas y caligrafías orientales.

Pinceles de pelo sintético:  en el transcurso de los años se ha estado constantemente intentando desarrollar un tipo de pelo sintético a fin de obtener un pincel de las mismas características que el pelo natural, pero de precio más asequible. Esto se ha conseguido a partir de los años setenta, utilzándose fibras de poliéster de punta muy afilada. Se conoce como Toray o Taklon, que es una marca registrada. Hay de diversos colores según los tintes y técnicas de fabricación. Los de Taklon blanco son los más apreciados normalmente. Son adecuados para todo tipo de técnica pictórica.

En DISPIVAL tenemos todo tipo de materiales de bellas artes. Échale un ojo a nuestra web. Si tienes alguna duda, puedes consultarnos, estaremos encantados de atenderte

 

 

 

 

 

 

 

Comparte en Redes Sociales
Publicado en Bellas artes, General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *