¿ Cómo elegir un suelo laminado ?

¿ Cómo elegir un suelo laminado ?

¿Qué es un suelo laminado?

El suelo laminado se compone de varias capas, normalmente de derivados de la madera, siendo la última capa un compuesto sintético que puede variar de composición, que lleva impreso un dibujo imitando madera o incluso a otros materiales. Existe un gran mercado de este producto, con gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles, existiendo imitaciones de prácticamente todas las maderas naturales (Roble, Haya, Cerezo,…) así como de piedra o cerámicas.

                                                                    laminado habitacion

La colocación de un suelo laminado en tu hogar o negocio tiene varias ventajas:

  •  Económico
  •  Resistente 
  •  Fácil de instalar y fácil mantenimiento 
  •  Estético

Existen tantos modelos, colores, texturas…. ¿Qué suelo es el mejor para nuestro caso?

                                                                    

Antes de nada tenemos que tener en cuenta cuál va a ser la ubicación se la tarima y tener en cuenta diversos aspectos: dimensión de la habitación (el color del suelo tiene un gran impacto en la sensación de espacio que ofrece una habitación, si tu casa es lo suficientemente grande y llena de luz natural, los suelos oscuros serán adecuados, porque permiten que tu casa tome un aspecto compacto. Pasa lo contrario con los espacios de menores dimensiones, en las que los tonos claros darán sensación de amplitud), aspectos climatológicos (luz, temperaturas, humedad), el tránsito que va a tener, los muebles (el nuevo suelo ha de combinar con el estilo general que ya existe)…

Una vez tengamos más o menos claro el tipo de suelo que queremos, ¿en qué aspectos de las tarimas nos tenemos que fijar para acertar con la elección?. Debemos tener en cuenta varios aspectos para tomar la decisión pero sin duda el más importante es el uso que se le va a dar al suelo.

Muchas veces se confunde la calidad del parquet con la clasificación de resistencia. Debido a que los suelos laminados pueden prestar muy diversas propiedades dependiendo del fabricante, los suelos se clasifican en diversas categorías según la norma EN13329. Estas categorías son resultado de diversas pruebas de resistencia a las que son sometidos los suelos. Es decir, el AC (Abrasion Class) nos indica la resistencia al desgaste que se produce por el normal transito de los usuarios

• AC3: resistencia media válido para uso doméstico.

• AC4: alta resistencia para uso doméstico

• AC5: resistencia muy alta, recomendado para superficies comerciales u hogares con tránsito muy intenso

• AC6: resistencia extrema, para grandes superficies con mucho tránsito.

El AC puede servirnos de orientación, pero lo que marca la "calidad" de un parquet es la clase ya que engloba multitud de aspectos, entre ellos la resistencia al desgaste, es decir, el AC. Por lo tanto, no se recomienda tener en consideración el test AC como factor único para la elección de un suelo laminado.

En la clase, el primer dígito hace referencia al entorno (2: doméstico, 3: comercial, 4: industrial) y el segundo dígito hace referencia al uso (1: moderado, 2: general, 3: intenso, 4: muy intenso). Lo que sí tenemos que ver en la ficha técnica del material es la resistencia AC asociada a la clase de uso, para que exista coherencia y concordancia, pero no es condicional (el AC) para saber si un material es más resistente que otro, ya que influyen más factores

                                                                                               

Otro aspecto fundamental es la densidad ya que lo más importante de un suelo laminado es el tablero en el que se sustenta. Generalmente los laminados de calidad de las primeras marcas europeas emplean para su fabricación tableros de HDF (High Density Fibreboard) o tablero de fibras de alta densidad: se trata de un tablero elaborado con fibras de madera de pino, aglutinadas con resinas sintéticas, mediante fuerte presión en seco, hasta alcanzar una alta densidad, que supera los 900 kg/m3. También se están fabricando con tableros MDF (Middle Density Fibreboard), tableros de fibra de densidad media, mezclados con resinas sintéticas, su densidad puede estar entre los 550-800kg/m3. Los tableros de menos densidad se emplean para la fabricación de los laminados más económicos. De ahí la importancia de saber a la hora de elegir un pavimento laminado la densidad que tiene, por ser una parte muy importante para su buen funcionamiento, comportamiento y duración. Cuanto menor sea su densidad, más posibilidades tendrá de absorber humedad, de hinchamiento, deformación y de estabilidad dimensional, etc.

                                                                                                    

Otro aspecto a tener en cuenta es el grosor de las láminas. Cuanto mayor, más resistente y mayor confortabilidad. El grosor aporta al suelo robustez y un mejor comportamiento acústico. Hay que tener especial cuidado con los suelos demasiado finos ya que las planchas podrían curvarse.

Por último. Es importante revisar el sistema de anclaje de las piezas, ya que es el punto más débil del material. De la calidad del anclaje dependerá en mayor medida, el aspecto estético, ya que las juntas abiertas se aprecian con facilidad. En el mercado actual existen diferentes sistemas de anclaje, el más conocido y utilizado por la mayoría de fabricantes, es el sistema uniclic. Este revolucionario sistema patentado por la empresa Quick Step es el más seguro ya que es un sistema que le da garantía de por vida en las juntas de anclaje, quedando estas perfectamente cerradas. Es el más recomendado.

                                                                                       

En DISPIVAL podrás elegir entre una amplísima variedad para cada estancia de tu hogar o de tu negocio. Te aconsejaremos sobre el tipo de suelo más recomendable en tu caso ya que siempre habrá una combinación adecuada a tus necesidades. ¡Visita nuestra exposición!

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No se publica)
   Sitio Web: (URL conhttp://)
* Comentario:
Introduce el código