¿Pintura al agua o al disolvente?

¿Pintura al agua o al disolvente?

¿Esmalte al agua o al disolvente?

Las nuevas normativas de medioambiente y el interés por disminuir la contaminación del medio ambiente  han sido las razones para que los fabricantes de pintura trabajen en el desarrollo de los sistemas de pintado base agua ya que su impacto sobre el ambiente es mínimo. Hace años,  los esmaltes al agua, no ofrecían la dureza y durabilidad que aportaba uno al disolvente, pero hoy en día han mejorado notablemente y son muy recomendables.

Por lo tanto, a la hora de pintar ahora tenemos dos opciones: esmalte  al disolvente y al agua  ¿Qué diferencias hay entre ellos?

Olor

Esta es la ventaja fundamental de los esmaltes al agua, prácticamente, no huelen, y además ese escaso olor desaparece rápidamente. Este dato es importante si se trabaja en sitios cerrados, ya que en espacios abiertos o con buena ventilación, el olor no sería problema.

Color

Podemos encontrar los mismos colores tanto en esmaltes al agua como al disolventes.  Es indistinto usar uno u otro excepto con el color blanco ya  que con el paso del tiempo el esmalte al disolvente se puede volver un poco amarillento. Con el esmalte al agua conseguirás que perdure el color blanco original.

Brillo

Si queremos un acabado más brillante debemos optar por el esmalte al disolvente. La mayoría de los esmaltes al agua intentan imitar el brillo pero no llegan a conseguir los mismos resultados.

Aplicación

El trabajo de pintado es mucho más sencillo si se utiliza un esmalte acrílico al agua, especialmente si trabajas con brocha o rodillo y tienes poca práctica con el uso de estas herramientas. La aplicación con el sintético puede ser más costosa para una persona que no es profesional.

Acabado

Los esmaltes al disolvente cubren mejor la superficie,  tienen una autonivelación que no ofrecen los esmaltes al agua y son más duros y resistentes.  El sintético, al secar por completo, forma una película mucho más dura que un esmalte acrílico al agua, lo que se traduce en una mayor durabilidad.  Por lo tanto, el esmalte sintético tiene mayor adherencia, agarre y duración. Cuando terminamos de pintar, con el esmalte al agua, podemos lavar las herramientas  con agua.  Al ser solubles al agua, no necesitamos comprar disolvente para diluirlos.

Entonces ¿Por cuál me decido?

Si eres profesional o pintas de manera muy regular, seguramente ya tendrás tu favorito, pero realmente ninguno es mejor que el otro. Son productos diferentes y debes elegir entre ellos teniendo en cuenta tus necesidades.  Sí podríamos decir que si lo que vaa a pintar son exteriores, puede ser más recomendable el esmalte al disolvente por su dureza y resistencia.

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No se publica)
   Sitio Web: (URL conhttp://)
* Comentario:
Introduce el código